Almacén de temperatura controlada

Los números mandan. Para decidirse por la realización de un almacén automático de temperatura controlada deben haberse revisado cuidadosamente muchas variables: las necesidades actuales y futuras, las inversiones a realizar, los procesos que serán llevados a cabo en este almacén y sistemas anexos, los costes operativos y finalmente el retorno de inversión. En muchos de los casos, los parámetros a analizar no son diferentes a los de un almacén automático convencional. En otros pocos, las diferencias son muy relevantes.

En el apartado de las necesidades actuales y futuras hay que cualificar y cuantificar. En un entorno como es el de la alimentación, mantener la cadena de frío es un imperativo. Este principio deberá ser observado y tenido en cuenta en todas las fases del diseño y realización del proyecto. El tamaño, número de posiciones de almacenaje y espacios anexos a mantener refrigerados tendrán un impacto directo sobre algunos costes operativos, no solo sobre los constructivos.

 

Desde el punto de vista de los procesos, en un almacén automático de temperatura controlada, se han de adaptar para mejorar la ergonomía y productividad del personal que trabaja en el centro, permitiendo a su vez mejorar el rendimiento energético del almacén. Encontramos un ejemplo muy claro en la preparación de pedidos en almacenes frigoríficos a -20ºC: en un esquema hombre a mercancía las condiciones de trabajo son duras y menos productivas, además, se necesitan superficies mayores (a igualdad de stock). Por el contrario, en un almacén automático donde la mercancía es llevada al hombre en condiciones de temperatura no tan extrema, mejoran las condiciones de trabajo lo que implica un aumento de la productividad, y los requerimientos en cuanto a superficie a mantener a -20ºC se reducen.

Otro beneficio inherente a los almacenes automáticos de temperatura controlada es el ahorro de energía obtenido de la necesidad de enfriar un menor volumen de aire y de la optimización de los procesos. El diseño y dimensionamiento del almacén y todos sus sistemas son clave para conseguir un rendimiento óptimo de todos los elementos y con ello reducir el consumo eléctrico.

 



COLOMBIA
Autopista Bogotá-Medellín Km 2-5 entrando vía parcelas 1, 3 km conjunto industrial AEPI , Cota, Cundinamarca, Colombia.
  (57+1) 898 50 90

PERÚ
Avenida paseo de la República 3905,
piso 1203,
Lima 34. Lima,
Perú.
  (51+1) 221 11 06

SIGANOS EN